Todos hemos experimentado esa sensación de estar nerviosos de una forma u otra al enfrentarnos a un reto o situación que nos saca de nuestra zona de comfort. Existen innumerables situaciones que pueden hacer que nuestro nerviosismo salga a flote. Puede ser hablar en público, tener una presentación en frente de una audiencia grande, conocer a nuevas personas, resolver un conflicto en el trabajo, etc. Cuando nos enfrentamos a estas situaciones siempre hay una parte en nosotros que quiere estar segura de sí misma y hacer esa presentación de forma perfecta, pero entra el nerviosismo y se pone en nuestro camino y congela nuestro pensamiento, nos hace tartamudear y sentirnos incómodos e ineficientes.

Sri Chinmoy nos ofrece una solución a este inconveniente:

La Unica Solución

La única solución a tu nerviosismo

se encuentra en la canción-unicidad de tu corazón

y esta canción-unicidad

es inmediatamente seguida

por la danza-colmadora de tu vida.

-Sri Chinmoy

 

La Fortaleza de la Plenitud

El nerviosismo es comúnmente

el miedo a lo nuevo.

Lo nuevo es comúnmente

la fortaleza multiplicadora

de la plenitud.

-Sri Chinmoy

Aclara y enfoca la mente

El pensar más acerca de un reto que se acerca o prueba que se acerca no conquistará tu nerviosismo. Para de forma rápida y poderosa traer claridad y enfoque a tus pensamientos nerviosos y a tu energía vital, solo por algunos momentos, trae tu atención a tu respiración.

Típicamente cuando estamos nerviosos nuestra respiración se vuelve agitada, poco profunda y errática, pero cuando nuestra respiración es calmada y profunda es larga, relajada y rítmica. Simplemente al respirar de forma profunda, rítmica y prolongada podrás poner tu conciencia en un estado de conciencia óptimo. Cuando los pensamientos lleguen a tí, simplemente exhalalos, liberalos de tu conciencia y profundiza en tu respiración.

Una vez haz logrado calmar tu respiración, con cada inhalación, usa tu imaginación para dibujar en tu corazón paz, tranquilidad, armonía y un sentimiento de conexión con todo lo divino que está alrededor tuyo. Establece la “canción-unicidad de tu corazón” con todo lo rodea que sea más receptivo  hacia ti. Con tu exhalación, relaja tu nerviosismo, tensión y ansiedad, liberándote a ti mismo, de cualquier obstrucción al flujo de paz dentro de ti.

Algunas veces

 

 

 

 

Articulos