PREGUNTAS Y RESPUESTAS

 

 

HUBO UN VEZ CUANDO YO TE AMÉ,

OH MUNDO MÍO DE PENSAMIENTOS

 PERO AHORA YO AMO LA BELLEZA DE UNA MENTE SILENCIOSA

Y LA PUREZA DE UN CORAZÓN DE GRATITUD.

PREGUNTA: Si una persona no cree en Dios, ¿Puede practicar la meditación?

R. Si una persona no cree en Dios, puede practicar la meditación, pero no va a lograr nada. La meditación es el sendero que lleva a Dios. Si tú no crees en Dios, naturalmente no vas a seguir ese sendero.

 

PREGUNTA: Idealmente, ¿Debiera uno rechazar todos los pensamientos durante la meditación?

R. Lo mejor es tratar de no permitir que ningún pensamiento entre en tu mente, sea bueno o malo. Es como si tú estuvieras en tu cuarto y alguien está tocando a tu puerta. No tienes idea si es un amigo o un enemigo. Los pensamientos divinos son tus verdaderos amigos y los pensamientos no divinos son tus enemigos. Tu quisieras dejar que tus amigos entren, pero no sabes quienes son tus amigos, y aún si sabes quienes son tus amigos, cuando abras la puerta para que ellos entren, puede que descubras que tus enemigos están ahí también. Entonces antes que tus amigos crucen la entrada, tus enemigos entrarán también, puede que ni siquiera notes los pensamientos no divinos, pero mientras los pensamientos divinos están entrando los pensamientos no divinos, como ladrones, entrarán también secretamente y crearán una tremenda confusión. Una vez hayan entrado, es muy difícil expulsarlos, para eso necesitas la fortaleza de una disciplina espiritual sólida. Durante quince minutos puede que atesores solamente pensamientos espirituales y entonces en un segundo fugaz, un pensamiento no divino llegará. Así es que lo mejor es no permitir ningún pensamiento durante tu meditación. Simplemente mantén la puerta cerrada desde adentro.

 

SIN PREPARACIÓN NO HAY INTENTO

SIN INTENTO NO HAY PROGRESO

SIN PROGRESO NO HAY PERFECCIÓN

SIN PERFECCIÓN NO HAY SATISFACCIÓN.

 

PREGUNTA ¿Como podemos hacer que nuestra oración sea más intensa?

R: Puedes hacer tu oración más intensa utilizando tu corazón de gratitud. Mientras estás rezando, debes sentir que la oración viene de tu corazón y tienes que alimentar tu oración con la gratitud. Si no alimentas la oración con tu corazón de gratitud, entonces la oración no será intensa. Nada divino será intenso hasta que tengas gratitud hacia el Supremo. En cada momento tu corazón de gratitud debe alimentar tu llanto interno. Esto intensificará tu oración, tu aspiración, tu dedicación y todas tus cualidades espirituales.

 

PREGUNTA ¿Estoy buscando más alegría en mi vida, pero no me siento seguro si utilizar la meditación para conseguirla?

R: Cuando la vida no te está dando alegría, pero tú sientes que la necesitas, esto significa que estás espiritualmente hambriento. Cuando estás espiritualmente hambriento, comes comida espiritual. Cuando no tienes hambre, no comes. Durante quince o veinte años no te importaba sinceramente o intensamente la vida espiritual. Como no has meditado en tantos años, si te arrojas de golpe en el mar de la espiritualidad, no podrás nadar. No puedes cambiar tu naturaleza de la noche a la mañana. Tiene que lograrse lentamente, constantemente, gradualmente. Primero muévete dentro del agua y gradualmente aprenderás a nadar. Eventualmente llegará el momento en que podrás nadar bien. Pero como tienes hambre interna, esto quiere decir que estás listo para comenzar a nadar.