BENEFICIOS DE LA MEDITACION

Created

 ¿La meditación es relevante para todos?

De hecho si. Cada uno de nosotros, en las muchas historias de nuestras vidas, comparte el mismo anhelo de felicidad y realización personal. Exploramos tantos caminos y posibilidades en la vida para encontrar satisfacción, en personas, lugares, carreras, situaciones externas, pero la felicidad que buscamos a menudo parece tan breve y difícil de alcanzar. A través de los siglos, los grandes maestros espirituales nos recuerdan que los secretos de la felicidad y la vida exitosa ya están dentro de nosotros, en lo más profundo de la conciencia humana, y que la meditación es una clave poderosa para descubrir estos secretos. Esta verdad se aplica a todos nosotros.

¿Es la meditación lo mismo que la religión?

La meditación no es una filosofía, religión o dogma, sino simplemente una forma de ser, de reconectarnos con una parte más profunda de nosotros mismos. Nos invita a dedicar un poco de tiempo cada día para cultivar nuestra práctica, calmar la charla de la mente, destacar la paz, la comprensión, el autoconocimiento y la felicidad inherentes a nuestra naturaleza más profunda. Cualquiera puede meditar porque todos somos seres esencialmente espirituales. En la meditación dirigimos nuestra mirada hacia los lugares tranquilos del corazón y el alma; su práctica nos lleva a un espacio interior pacífico y puede transformar cada parte de nuestras vidas externas de una manera maravillosamente positiva.

¿Cual es su propósito?

Bueno, alimentamos nuestro cuerpo varias veces al día con comida, pero la mayoría de nosotros prestamos poca atención a los aspectos más profundos de nuestro ser. Aquí es donde la meditación es tan importante, alimentando nuestra mente y nuestra alma y los aspectos espirituales de nuestra naturaleza que también necesitan atención constante. Nuestra vida interior y nuestra conciencia dan forma a toda nuestra experiencia de vida. Las personas que son pacíficas, por ejemplo, no se ven perturbadas por los altibajos de la vida, tienen una calma y equilibrio internos. Y nuestra felicidad: la mayoría de nuestros esfuerzos por ser felices dependen de cosas externas como mejores trabajos, nuevas relaciones, cosas materiales, planes de viaje, etc., pero la meditación cultiva un bienestar interno que ya no depende de estos cambios externos. La meditación cambia el paisaje interior, te ayuda a encontrar la paz interior, un tipo diferente de felicidad y una nueva comprensión de tu vida. También puedes perseguir todas tus ambiciones de la vida exterior, pero tu felicidad ya no dependerá de su éxito o fracaso, sino que viene de adentro.

Entonces, ¿qué es la meditación?

Es una búsqueda interna para comprenderte a ti mismo, para reconectarte con tu alma, para darte cuenta de quién eres y quién eres realmente. Todas las grandes palabras: iluminación, yoga, autodescubrimiento, realización de Dios, se refieren a este logro. Es realmente nuestro propósito más profundo, pero estamos tan inmersos en los dramas de nuestra vida y encantados por el mundo que nos hemos olvidado de nuestra naturaleza espiritual y de lo importante que es para la felicidad real. Las personas que tienen interés en la meditación están despertando: la meditación es la respuesta, mirando hacia los silencios para ver qué hay allí.

¿Cuáles son algunos de los beneficios prácticos?

¡Hay muchos! Incluso después de un corto período de práctica sincera, las cosas comienzan a suceder, una serie de aspectos positivos, desde lo físico hasta lo espiritual. A nivel físico, puede esperar dormir mejor a medida que elimina gradualmente el estrés y el pensamiento negativo. Y debido a que nuestra salud física está tan conectada con los pensamientos y la mente, ¡la holística! – aumentar nuestra sensación de calma provoca una vitalidad renovada y energía vital.

¡Te reirás más, te volverás más centrado e intuitivo! Simplemente te sentirás más feliz. Desarrollarás lentamente lo que es realmente un equilibrio interno, una calma creciente ante los interminables desafíos de la vida. Esto es realmente algo! Y a medida que nuestra práctica se profundiza, los beneficios fluyen a toda la vida, a cómo entendemos y manejamos cada momento que pasa: es una habilidad de vida que cambia nuestra existencia de adentro hacia afuera.

En el nivel más alto, la meditación nos reconecta con nuestros potenciales más profundos, revela el gran misterio de quiénes somos realmente, y esto no es solo mente, cuerpo, personalidad o género. Realmente somos seres espirituales y la gran búsqueda de lo que se llama “iluminación” o autorrealización se vuelve cada vez más real para nosotros al vislumbrar y sentir la gran alegría y libertad de nuestras almas.

¿Cómo comienza un principiante?

Comience con un objetivo modesto y alcanzable de simplemente crear un espacio en su vida, tal vez diez minutos por la mañana, para practicar uno o dos ejercicios simples para calmar la mente. Tómelo una semana a la vez, establezca una meta inicial de sentarse una vez al día durante siete días. Esto suena fácil, pero agregar un nuevo hábito incierto a una vida que ya prioriza otras cosas es un desafío. ¡Necesitas tener verdadera sinceridad!

Cree en su habitación un lugar especial, un santuario con una flor y una vela, como punto focal. El incienso ayuda a agregar atmósfera e inspiración. Trabaje con ejercicios para calmar sus pensamientos – técnicas de respiración

¿Cómo sabemos qué forma de meditación es mejor para nosotros?

Al principio no lo hará, pero a medida que avance su práctica comenzará a concentrarse en los métodos más adecuados para su naturaleza. Cada uno de nosotros estamos inclinados por el temperamento hacia un cierto tipo de práctica, el yoga, y naturalmente nos volveremos hacia eso instintivamente. Hay muchas formas de meditar, pero la mayoría comparte en común el esfuerzo de calmar la mente: eventualmente, los diferentes caminos convergen en la cima de la montaña y alcanzan el mismo objetivo.

Uno de los secretos de la meditación es que todo esfuerzo sincero parece atraer lo que solo puedo llamar gracia: todas las dificultades se desvanecen, nuestro camino nos encuentra, el universo nos muestra el camino a seguir simplemente a través de nuestra voluntad de intentarlo.

Otro secreto de la meditación es que esta habilidad ya está dentro de nosotros, ¡no estamos aprendiendo a ser pacíficos sino recordando! La práctica es simplemente crear el tiempo y el espacio del cual puede surgir este conocimiento. Nuestra espiritualidad es el más natural y maravilloso de nuestros dones y simplemente necesita ser despertado: ha sido descuidado y eclipsado por nuestras ocupadas vidas externas, pero sigue siendo el mayor factor determinante en la calidad de toda nuestra experiencia de vida. ¡Todo comienza dentro!

¿Cuánto tiempo antes de que pueda comenzar a sentir algunas de estas cosas bonitas?

Un día, una semana, un mes … ¿quién sabe? ¡Solo comienza y descúbrelo! Todos estamos en diferentes puntos en diferentes viajes, aunque compartimos los mismos desafíos para dominar la mente y encontrar nuestro camino de regreso a nuestra naturaleza más profunda.

Sin embargo, recuerde: no medite simplemente para tener buenas experiencias, sino para progresar, como si se hubiera embarcado en un largo y maravilloso viaje. Algunos días son gratificantes y fáciles, otros difíciles, pero surgen por encima de todo lo bueno y lo malo y se comprometen con la búsqueda del autodescubrimiento. Y recuerde que donde está luchando por tranquilizar la mente, también existe la mayor posibilidad de iluminación: ¡esa es la cara de carbón del progreso! Si practicas todos los días, entonces cada día es un paso más hacia la gran alegría y la gran felicidad que se encuentra al final de todo esfuerzo.

*Una entrevista con Jogyata Dallas del Centro de Meditación Sri Chinmoy de Auckland. Jogyata es escritor, un entusiasta maratonista y un defensor del estilo de vida saludable.